martes, 12 de abril de 2016

¡Contra la derecha traidora y contra la izquierda apátrida!

Si bien nos es sabido que a través de lo amplio de la historia de la humanidad han existido (y jamás dejarán de existir), una incontable cantidad de pérfidos que han traicionado a su propio pueblo y a su propia tierra, no debemos por qué extrañarnos en encontrar hoy día, estos mismos elementos hijos del engaño y de la ignorancia, en nuestra propia tierra.

Aquellos mismos que entregarían a su propia patria, ¿patria?... ¡Sí!, la misma patria que levantaron nuestros abuelos con el sudor de sus frentes, labrando el campo de sol a sol y bajo la lluvia, con aquellas manos callosas y tostadas, típicas de aquellos hombres del tenaz campo, en las cuales entre sus grietas, se han escrito las historias de un pueblo, y sin olvidar aquellas manos de los obreros explotados, los mismos que han levantado nuestras ciudades, carreteras y monumentos. Esos mismos hombres, son el sostén de ésta tierra, son los que han forjado nuestra historia, son por los cuales debemos de levantar conciencia y no traicionar jamás a ésta tierra.

Por que mucha agua ha pasado ya bajo el puente y no somos unos niños a los cuales podrías darle atolillo con el dedo, tenemos pleno conocimiento de como ha funcionado la creación de "símbolos patrios" y la fundación del Estado, de aquellos entes oportunistas que han trabajado y trabajan desde las sombras, para llevar a cabo sus fines en un establecimiento global de carácter social, político y económico, aquellas mismas parias propagadoras del mundialismo, de las deudas externas de los países y de llevar a cabo las guerras en todos aquellas naciones, donde la economía no sea liderada por su banca internacional.  

De la manipulación de éstos mismos para crear la oposición controlada presente en las "resistencias de izquierda", en aquellas ideologías marxistas o anarquistas tan inoperantes para la altura de nuestros tiempos y pues claro que somos nosotros socialistas, pero socialistas con su prioridad nacional e identitaria, y opuestos a la dictadura internacionalista de los pueblos bajo su bandera roja, bandera roja pero por la sangre de los millones de muertos, que carga a lo largo de su permanencia entre los pueblos.

Por que en nuestra aptitud, está tan presente que somos jóvenes revolucionarios, sí, jóvenes revolucionarios, tan revolucionarios como aquellos jóvenes que se han incorporado en las ficticias agrupaciones de izquierda, aquellas mismas farsas ideológicas que han traicionado a su propio pueblo cuando han alcanzado el poder de un estado y que tenemos en nuestra cabeza muy presente, que repudiamos a la derecha burguesa, la misma que se ha jactado de patriota solamente para aprovecharse de nuestra noble estirpe.

Por que comprendemos que la patria ha sido establecida por unos y otros tratados, se le podrían llamar ficticias o no las fronteras, sería solo un juego de palabras, pero es comprensible que estos parámetros han de ser necesarios para mantener el orden y organizar de manera autónoma una región política, social y económicamente, y por que realmente lo que nos une, es la homogeneidad de los pueblos, nuestra cultura y nuestra identidad.


Por eso levantamos nuestra bandera con el lema de: ¡Contra la derecha traidora y contra la izquierda apátrida!





3 comentarios:

  1. Hijuepùta!! Si querés protestar Quemá la foto de la cara de Luisgui o la bandera del PLN, no la del país!! Es el gesto más grande de traición que puede existir.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues claro que nos oponemos a la quema de la Bandera Nacional,las fotografías son alusivas a un acto de un grupúsculo "anarquista". Nosotros en el texto hacemos referencia a que no somos ni de izquierda ni de derecha, que no optamos por dividir al pueblo y hacer que él mismo muera en las calles luchando entre sí, mientras los burócratas que van vendiendo nuestro país por partes ríen a carcajadas viendo tal espectáculo.

      Eliminar
  2. Pues claro que nos oponemos a la quema de la Bandera Nacional,las fotografías son alusivas a un acto de un grupúsculo "anarquista". Nosotros en el texto hacemos referencia a que no somos ni de izquierda ni de derecha, que no optamos por dividir al pueblo y hacer que él mismo muera en las calles luchando entre sí, mientras los burócratas que van vendiendo nuestro país por partes ríen a carcajadas viendo tal espectáculo.

    ResponderEliminar